Contraindicaciones de la levadura de cerveza

Aunque la levadura de cerveza tiene grandes propiedades beneficiosas para nuestro cuerpo, debemos tener ciertas precauciones ya que existen ciertas contraindicaciones y efectos secundarios que debemos tener en cuenta y consultar con nuestro médico en cualquier caso ya que los problemas de cada paciente deben tratarse personalmente.

Descalcificación

Algunos minerales que aporta la levadura de cerveza pueden causar algunas contraindicaciones. Es el caso del aporte de fósforo, que aunque es beneficioso para nuestro cerebro, debemos controlar sus niveles. El problema viene dado por aumentar nuestros niveles de fósforo sin hacer lo propio con el calcio. En estos casos se puede producir una descalcificación ya que el fósforo absorbe el calcio de nuestro cuerpo. Si vamos a consumir levadura de cerveza, deberemos aportar a nuestro organismo mayores cantidades de calcio, bien con productos derivados de la leche como los yogures o los quesos, o bien con suplementos de calcio para contrarestar y equilibrar nuestros niveles de fósforo y calcio.

Acné iatrogénico

Si sufrimos de Acné iatrogénico no se recomienda la levadura de cerveza por su alto contenido en zinc. Este tipo de acné viene dado por el consumo de algún tipo de medicamente o sustancia que provoca esta reacción. Para otros tipos de acné se utiliza levadura de cerveza como remedio casero, pero en todo caso, será mejor consultarlo con nuestro dermatólogo.

Gota

La gota se produce por un exceso de ácido úrico en nuestro organismo, que provoca varios síntomas dolorosos para el paciente. En estos casos deberemos evitar tomar levadura de cerveza, o reducir la dosis a menos de 30 gramos al día, por sus altos niveles de ácidos nucleicos. Otro factor de la levadura que afecta a la "gota", son las purinas que crean ácido úrico tras metabolizarse al quemar energía.